Historias que Inspiran

Mujeres importantes en el deporte

Kathrine Switzer

Sumergidos como estamos ahora en la vorágine del running, y con las mujeres ganando posiciones, año tras año, en las inscripciones de las carreras, echamos la vista atrás para recordar la historia de la primera mujer que corrió de forma oficial (esto es, con dorsal) la maratón de Boston, cuando ésta aun estaba reservada únicamente a los hombres. Switzer abrió el camino en 1967 rompiendo la barrera del género en una de las maratones más importantes del mundo; después de eso continuó su lucha por el reconocimiento de las mujeres en este deporte.

Gertrude Ederle

Nacida en 1905, esta campeona olímpica de natación fue la primera mujer en cruzar a nado el Canal de La Mancha, que separa Gran Bretaña de Francia. Lo hizo en 1926, después de un primer intento fallido en 1925, y tardó 14 horas y 34 minutos en llegar a la orilla francesa. Su récord de tiempo solo pudo ser batido mucho tiempo después, en 1950.

Charlotte Cooper

Charlotte Cooper, tenista profesional, fue la primera mujer en ganar un título olímpico y lo hizo en los Juegos Olímpicos de París de 1900. No recibió medalla porque estas comenzaron a otorgarse hasta la siguiente edición de los Juegos. Fue cinco veces campeona del torneo de Wimbledon, la última de ellas en 1908, con 37 años de edad (un récord hoy imbatido) y ostentó el título de subcampeona en seis ocasiones más.

Dawn Fraser

Dawn Fraser, ex-nadadora australiana, fue la primera mujer en nadar los 100 metros libres en menos de un minuto en 1962 (59.9 segundos). En 1964 rebajó su marca hasta los 58.9 segundos, que permaneció imbatida hasta 1972. Pocos días después de haber logrado su récord sufrió un accidente de coche en el que murió su madre, y ella sufrió lesiones en el cuello y en la espalda. Aún así, se recuperó a tiempo para participar en los Juegos Olímpicos de Tokio ese mismo año, donde consiguió una medalla de oro y una de plata.

Compartir:

Deja una respuesta